¡Hey, peregrino!
¿Qué hay de nuevo?

Leo todos los correos y los respondo personalmente según el orden de llegada, por lo que a veces puedo tardar un poco en contestar. Prometo hacerlo tan pronto como sea posible, sin falta. Sobre pedidos de consejería.

SOBRE PEDIDOS DE ORACIÓN Y CONSEJERÍA
Los pedidos de oración o de consejería personal sobre asuntos privados, no puedo responderlos, porque deben ser atendidos dentro del marco de la iglesia local, bajo la guía amorosa del pastor y la comunión de los hermanos; orando unos por otros, como miembros del cuerpo de Cristo. Mi mejor consejo es: no dejes de congregarte, honra a tus pastores y ama a tus hermanos con un corazón dispuesto; el crecimiento te lo da Dios, cuando eres fiel a Su palabra y tienes un encuentro personal con Él. 1 Corintios 3